Icon TC transp 51px
Icon TC transp 51px



Vigilancia activa de la competencia | BENCHMARKING para PYMES industriales

Ser o no ser competitivo… ¿es esta la cuestión? En el último número de la revista amecExport se cita que en el pasado ejercicio, el 88% de las empresas asociadas a AMEC invirtieron en I+D+i y que esta representó un 2,9% de su facturación. Innovar para diferenciarnos y mejorar nuestra rentabilidad parece ser una condición […]
team_concept_blog_vigilancia_competencia
21 julio, 2017
Por: Marketing
Artículos

Ser o no ser competitivo… ¿es esta la cuestión?

En el último número de la revista amecExport se cita que en el pasado ejercicio, el 88% de las empresas asociadas a AMEC invirtieron en I+D+i y que esta representó un 2,9% de su facturación.

Innovar para diferenciarnos y mejorar nuestra rentabilidad parece ser una condición indispensable para ser competitivo en este siglo.

La decisión de hacia adonde orientar esta inversión resulta clave para el futuro de cualquier empresa y especialmente para una PYME.

Ventaja competitiva.

Una ventaja competitiva debe cumplir cuatro condiciones:

  1. Debe diferenciarme respecto a la competencia.
  2. Esta diferencia debe ser apreciada por nuestros clientes.
  3. Ofrecerla debe aportarnos una rentabilidad suficiente.
  4. Y dicha diferenciación debe ser sostenible en el tiempo.

En este sentido, dicha sostenibilidad pasa necesariamente por conocer las tendencias de innovación de nuestro sector y específicamente de nuestra competencia directa.

Vigilancia activa.

El seguimiento de sus webs, cada vez más transparentes e informativas, sus aportaciones en Ferias Internacionales, la investigación activa que debe hacer nuestro equipo comercial en cada una de sus visitas, y el seguimiento de los mercados finales de nuestros clientes puede ser suficiente para visualizar caminos, a priori, rentables.

La clave está en establecer procedimientos informativos que nos permitan compartir intuición e información de todo la organización implicando a propiedad, dirección general, compras, I+D+i, comercial/marketing y operaciones.

Plantear unas matrices de doble entrada (competencia directa/factores críticos) y mantenerlas actualizadas supone un trabajo factible para cualquier empresa y la clave para que nuestra inversión en I+D+i sea sostenible y rentable.

Toni Pinar

Suscríbete al blog de Marketing Industrial

Post relacionados

Te puede interesar